CONTÁCTANOS
hola@detabascosoy.coom
Sigue nuestras redes sociales
Biblioteca Histórica José Martí
En 1959, por decreto, la biblioteca pública "José Martí" y la biblioteca "Justo Sierra" del Instituto Juárez, se fusionan y así la primera pasa a formar parte de la naciente Universidad Juárez Autónoma de Tabasco, ocupando el lugar que hoy es su domicilio actual.
ujat, universidad juárez autónoma de tabasco, tabasco, biblioteca, josé martí, biblioteca estatal, justo sierra, belisario colorado jr., juchimán, casa de estudios, instituto juárez,
16773
page-template-default,page,page-id-16773,theme-bridge,bridge-core-2.6.3,woocommerce-no-js,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,columns-3,qode-theme-ver-24.8,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.5.0,vc_responsive

BIBLIOTECA JOSÉ MARTÍ

Los gobiernos de Noé de la Flor Casanova (1943-1946) y Francisco J. Santamaría (1947-1952), fueron notables impulsores de las actividades culturales y educativas a pesar de la crisis económica que vivía el estado; se pensó que esos renglones debían cubrirse para mejorar la situación general del estado y de la población.

Obra del gobernador Noé de la Flor Casanova fue la creación en 1944 de la Biblioteca Pública “José Martí”. Es la biblioteca más antigua de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco y la única cuyos inicios arrancan bajo el rubro de biblioteca pública.

En sus inicios la biblioteca ocupó un edificio que estuvo ubicado en la esquina de las calles de Zaragoza y Madero, frente al Parque Juárez. Ese edificio albergó un monasterio y en 1915 la escuela “Superior Número I” y en 1922 fue sede de la Liga Central de Resistencia del Partido Radical Socialista que fundó el Lic. Tomás Garrido Canabal. En 1935 fue el centro de operaciones de la Confederación General de Trabajadores y posteriormente fue utilizado como escuela de obreros. El edificio fue acondicionado y el jueves 12 de octubre de 1944 a las 11:00 horas, inaugura ahí  la biblioteca “José Martí” el entonces gobernador, Lic. Noé de la Flor Casanova, bautizándola con el nombre de prócer y literato cubano José Martí en reconocimiento a la labor que realizó en defensa de los indios mexicanos.

Durante el gobierno del General de División Miguel Orrico de los Llanos (1957), la biblioteca “José Martí” pasó a ocupar el edificio donde estaba ubicada la Secretaría de Educación Pública, en la calle Hidalgo No. 19 a un costado de la Sociedad de Artesanos.
Posteriormente en 1959, por decreto, la biblioteca pública “José Martí” y la biblioteca “Justo Sierra” del Instituto Juárez, se fusionan y así la primera pasa a formar parte de la naciente Universidad Juárez Autónoma de Tabasco, ocupando el lugar que hoy es su domicilio actual.

Durante 15 años, estuvo bajo la responsabilidad del gobierno estatal. Al decretarse su incorporación al patrimonio universitario en 1959, la ciudad de Villahermosa perdió para sí, en beneficio de la Universidad, la biblioteca pública de más larga vida hasta entonces.
La capital del estado contaría nuevamente con biblioteca dependiente de su gobierno una década después, en 1969. Ese año, la administración de Manuel R. Mora destinó el presupuesto necesario para la construcción del edificio sede de la nueva biblioteca localizada en la calle Vicente Guerrero, a un costado de la Plaza de Armas, la “Biblioteca Pública del Estado”.

Primer edificio que albergó la biblioteca José Martí frente al parque Juárez
Biblioteca José Martí en la calle de Hidalgo

Este recinto tomó el nombre de biblioteca histórica de la UJAT y es uno de los principales repositorios de la historia del estado. Cuenta con un acervo aproximado de más de 30,000 volúmenes de obras de cultura general y colecciones locales únicas en su género.  Además se cuenta con obras que datan de más de dos siglos como Las Obras de Santa Teresa, 1670 o Vida y hechos del Ingenioso Caballero don Quijote de la Mancha, de don  Miguel de Cervantes Saavedra, en una edición de 1732.

La biblioteca tiene a su cargo una de las dos hemerotecas organizadas del estado, que alberga materiales documentales valiosos para la vida de Tabasco como son colecciones de periódicos y revistas locales desde  finales del siglo XIX  (Reforma, El Progreso, Revistas Alfa y Alba, Revista Azul, etc.), el periódico Redención  de la época del Lic. Tomás Garrido Canabal, y colecciones casi completas y desde los primeros números de periódicos locales como Presente, Rumbo Nuevo, Avance, entre otros.

Sus colecciones especiales son:

  1. Colección Francisco J. Santamaría.
    Cuenta con un acervo compuesto por 3,000 volúmenes aproximadamente, con  información de  carácter histórico, social, lingüístico, literario y filológico, relativos a Tabasco y a Latinoamérica.
  2. Colección Justo Sierra.
    Posee en su mayoría obras de carácter histórico y literario. Además de información estadística.
  3. Colección “José Martí”
    Sus volúmenes tratan temas de carácter general, siendo su característica principal el contar con el sello inicial de la biblioteca “José Martí” y poseer características tales como contar con encuadernaciones ser ediciones
  4. Colección José Domingo Ramírez Garrido.
    Cuenta con volúmenes principalmente de obras históricas y literarias
    de  nuestra entidad.
  5. Colección Instituto Juárez.
    Contiene 450 volúmenes con temas de carácter general.
  6. Colección Atirsipe Figueroa.
    Dispone de 200 volúmenes, que tratan temas diversos.
  7. Colección Antonio Ocampo Ramírez.
    Cuenta con 500 volúmenes de obras históricas y literarias.
  8. Colección Tabasco.
    Posee 900 volúmenes que contienen diversas temáticas acerca del estado de   Tabasco, además de información estadística y geografía.
  9. Colección Bernardo del Águila Figueroa
    Contiene material que hace exclusivamente referencia a Tabasco: leyes, constituciones, decretos, códigos, novelas, cuentos, poesía.
  10. Colección Joaquín Ruiz
    Donada en el año de 1998, contiene obras que se refieren al estado de Tabasco: leyes, constituciones, decretos, códigos
  11. Colección Hemerográfica Ángel Pacheco Morgadanes.
    Contiene 350 volúmenes de periódicos y revistas encuadernadas de diversas épocas (desde 1866),  en los cuales se puede distinguir claramente la historia de Tabasco.  Entre sus títulos tenemos:

Ante el peligro de que el acervo documental impreso se pierda debido a los diferentes factores de riesgo, en el año de 1994 se inauguró el Laboratorio de Conservación Documental,  espacio de preservación del legado documental que en la actualidad cuenta con cuatro áreas: Microfilmación, Restauración, Encuadernación y Digitalización, los cuales con diversas técnicas y equipos suman sus esfuerzos en uno solo: el rescate y conservación de la documentación valiosa en papel que posee la biblioteca José Martí, su Sistema Bibliotecario, la propia Universidad Juárez Autónoma de Tabasco, y el estado de Tabasco.

Fuente:

 

  1. Galván Gaytán, Columba (1996), Historia de las Bibliotecas en Tabasco, Dirección General de Bibliotecas. México.
  2. Página oficial de la Biblioteca Histórica José Martí.

Fotos:

 

  1. Diario Presente.
  2. Galván Gaytán, Columba (1996), Historia de las Bibliotecas en Tabasco, Dirección General de Bibliotecas. México.

GALERÍA