CONTÁCTANOS
hola@detabascosoy.coom
Sigue nuestras redes sociales
Hundimiento de Pueblo Viejo
Leyenda de cómo despareció este poblado.
Hundimiento de Pueblo Viejo, CUNDUACÁN, LEYENDAS, taracena
22273
page-template-default,page,page-id-22273,theme-bridge,bridge-core-2.6.3,woocommerce-no-js,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,columns-3,qode-theme-ver-24.8,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.5.0,vc_responsive

HUNDIMIENTO DE PUEBLO VIEJO

Cuenta la tradición o leyenda, que por el año de 1625, los habitantes del antiguo pueblo de Cunduacán, situado a poca distancia al Sur de la ciudad que hoy lleva el mismo nombre, celebraban como era costumbre, y con gran entusiasmo, el día Tres de Mayo, día en que se venera la Santa Cruz, en que no faltaban las hermosas garitas, y puestos de Chamulas donde se expendían los sabrosos duraznos curtidos, confites, cajetas, olorosos anisillos, etc. , así como diversidad de  curiosos objetos de la industria chiapaneca.

Sucedió, pues, que estando la fiesta en su mayor entusiasmo y esplendor, un cunduacaneco y un chamula riñeron a moquetazo limpio, con tal fiereza, que las gentes alborotadas les formaron valla, saliendo al fin victorioso el cunduacano.

Terminada la feria, al llegar a su lugar nativo el descalabrado chamula, fue tal la indignación de sus coterráneos, que en el acto reunieron a los brujos más expertos del lugar, a fin de que acordaran la manera de vengar aquel agravio.

Los tales brujos o hechiceros acordaron que el estropeado chamula se convirtiera en una enorme serpiente que metida en el río llegara hasta frente al pueblo de Cunduacán y desde luego comenzara a horadar el subsuelo para hundir a este pueblo, lugar de los hechos.

Los cunduacanenses, al saber tan terrible sentencia, reunieron a los no menos expertos brujos del poblado, disponiendo éstos, que el contrincante vencedor, convertido en rayo, cayera sobre la criminal culebra, que al sentirse herida por la descarga eléctrica, se estremeció de tal manera, que tembló la tierra hundiéndose el pueblo viejo de Cunduacán el 8 de septiembre de 1625.

Los habitantes que pudieron salvarse de aquella tremenda catástrofe, fundaron la actual ciudad de Cunduacán en la misma fecha, entre los pueblos indígenas de Cuculteupan y Cimatán que hoy forman barrios de la actual ciudad de Cunduacán.

Fuente:

  • Taracena Padrón, Rosendo (1957). Compendio geográfico e histórico del estado de Tabasco. Escrito para el III y IV año de primaria. Tabasco, México.

En este lugar donde convergen y se unen tres ríos de Tabasco, (Grijalva, Usumacinta y San Pedro y San Pablo, es un referente turístico de Centla y de Tabasco, en este lugar que es uno de los atractivos más representativos del ecoturísmo de los Pantanos de Centla, según la mitología yokot’an, se formó cuando la diosa acuática Ix Bolón, ordenó al gran río dividirse en tres partes, para que cada tramo de río diera agua ( ja’ en lengua yokot’an), así pues, un brazo de agua daría agua a las plantas y árboles, otro brazo daría agua a los animales silvestres y el último brazo ( el río Grijalva que pasa justo frente al puerto de Frontera) tendría como tarea dar agua al ser humano.

Ese es el origen mítico de este lugar donde además de tener una excelente vista turística, antiguamente los Chontales reverenciaban y agradecían a las antiguas deidades del agua.

Cabe señalar que en este lugar se encuentran muchos pájaros acuáticos que llaman Rabiorcados que la superstición chontal afirma que esas aves son las almas de pescadores ahogados que cayeron al agua y su cuerpo nunca fueron encontrado, por lo que con su presencia, guían a los pescadores Chontales a sitios seguros cuando les sorprende un temporal durante la pesca.

De esta manera, en Tabasco los antiguos pueblos Chontales cuidaban, reverenciaban y valoraban el agua, un elemento importante que tiene como lugar simbólico a Tres Brazos.

Fuentes:

Pérez Chan, Armando. (1972) Monografía del Municipio de Centla. H. Ayuntamiento de Centla. Centla, Tabasco.
Plata, Filomeno. Historias de Pantanos. (2002) Espacios Naturales y Desarrollo Sustentable A.  C. Villahermosa, Tabasco.