CONTÁCTANOS
hola@detabascosoy.coom
Sigue nuestras redes sociales
Isla Triste
La ausencia de asentamientos mayas en la Isla del Carmen a principios del siglo XVI lo que inspiró a los españoles llamarle “Isla Triste" a la actual Ciudad del Carmen.
Isla Triste, isla de tris, tris, trs, isla de ciudad del carmen, ciudad del carmen, isla, piratas, corsarios, ingleses, españoles
30515
page-template-default,page,page-id-30515,theme-bridge,bridge-core-2.6.3,woocommerce-no-js,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,columns-3,qode-theme-ver-24.8,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.5.0,vc_responsive

ISLA TRISTE

Recopilación de Landy P. Aguilar Palafox

AGRADECIMIENTO:

Este artículo está escrito con el apoyo del historiador de Campechano José Humberto Pech Arcos, la Universidad Autónoma de Quintana Roo a través de Centro de Documentación y Estudios sobre el Caribe (CEDOC) de la Biblioteca Santiago Pacheco Cruz y el apoyo de la Universidad Autónoma del Carmen con los que pudimos conseguir un ejemplar del libro “Testimonios de la Isla Triste” y de mi primo el Ing. Gustavo Palafox Almazán que me hizo el favor de irlo a buscar.

La Isla de Ciudad del Carmen se llamó inicialmente Isla Triste, aunque algunos afirman esto es una falsedad, es un hecho documentado en documentos y libros que pueden ser consultados. El más extenso de ellos es el libro de los investigadores Miguel Civeira (1916-1988) y Luis Fernando Álvarez Aguilar (1956) doctores de gran prestigio y publican el libro “Testimonios de la Isla Triste” publicado por la Universidad Autónoma del Carmen, en cuya presentación, realizada por el Dr. Luis Fernando Álvarez Aguilar (lamentablemente el Dr. Civeira falleció cuando aún se hallaba en redacción el libro) escribe:

“El maestro Miguel Civeira Taboada siempre estimó que fue la ausencia de asentamientos mayas en la Isla del Carmen a principios del siglo XVI lo que inspiró a los españoles llamarle “Isla Triste”. Igualmente el término h sido asociado con la abreviatura TRS, con que aparecen isla y Laguna de Términos en los primeros mapas elaborados por los iberos. Lo cierto es que su soledad solo fue transitoria, para convertirse paulatinamente y durante los dos siglos siguientes en una de las más importantes bases navales de los corsarios ingleses en la Nueva España.”(5)

En la página 26 se lee “Cuando Antonio de Alaminos, Antón le llaman los cronistas., piloto de una de las naves de Grijalva conoció el sitio, le puso el nombre de Isla de Términos, porque pensó que era el límite de la tierra por ellos descubierta.

En su recorrido se dieron cuenta que estaba deshabitada no obstante que tenía viviendas donde encontraron ídolos y utensilios de cocina. Los españoles consideraron el sitio como un centro ceremonial y de abastecimiento en caza y pesca. Era tanta la soledad que la llamaron Isla Triste nombre realizado con la denominación que tuvo Isla de Tris por la designación con que figuró en los mapas y cartas geográficas de la época con la abreviatura de TRS”.

 

PIRATAS Y CORSARIOS ASEDIAN LA REGIÓN

Andrade (1994) en su libro “El comercio de esclavos En la provincia de Tabasco. (Siglos XVI-XIX)” P 44-45 narra:

“Desde la segunda mitad del siglo XVI, partir de los años 1561-65, la Isla que hoy conocemos como Ciudad del Carmen, se convirtió en un inmejorable refugio de piratas que asolaban las costas de Nueva España y realizaban tropelías contra los barcos españoles que transportaban mercaderías entre puertos vecinos.

Evidentemente, uno de los puertos más afectados en estos trances, fue Santa María de la Victoria, cercano a escasos kilómetros de Laguna de Términos y de la Isla Triste. No fue extraño entonces, que a principios del siglo XVII, en 1602, los encomenderos y autoridades españolas, y los religiosos con todo e indígenas, se vieron obligados a trasladarse río adentro en la provincia, para instalarse en lo que hoy conocemos como Villahermosa, y fue bautizado con el nombre de San Juan Bautista.

El permiso de la corona para cambiar legalmente de sede del gobierno, llegó hasta 1641, pero Villahermosa ya se había convertido (desde principios del siglo XVII) en el centro político y económico de toda la región (AGN, General de Parte, 1641, vol. 8, exp. 131).

Para proteger la zona se crea la armada de Barlovento.

Existen documentos (correspondencia) que hablan con lujo de detalles, sobre las condiciones como quedó el puerto de Santa María de la Victoria, posteriormente al despiadado asalto de los piratas «…después que el enemigo holandés entró en aquella villa, por junio del año pasado e 1641, la dejó en tan miserable estado, que hasta su iglesia quemó, robándoles hasta dejarlos desnudos, con grandes trabajos, y que le habían tenido particular (sic.) en volver y reedificar la villa y su iglesia…» (Santamaría, 1950-51, p. 219).

Este fue necesariamente, otro de los grandes motivos que originaron la huida de algunos encomenderos y autoridades castellanas, en verdad que sólo pocos españoles se instalaron en la provincia durante todo el período colonial, y esta causa fue fundamental. El total abandono y el marcado desinterés de las autoridades peninsulares se hizo sentir fuertemente, ya que en verdad poco se hizo (durante casi todo el siglo XVII) por desembarazarse de la presencia inglesa en Laguna de Términos, claro está, todo esto aunado a los terribles problemas de insalubridad que presentaban las zonas pantanosas del trópico húmedo novohispano.

Si añadimos a estos motivos, también la marcada ausencia de mano de obra indígena y los despiadados ataques piráticos, concluimos entonces, que debió ser muy difícil permanecer en la región durante buena parte del período colonial (West, Op. cit., p. 124; Dampier en Cabrera, Op. cit., p. 265).” (6)

ISLA DE CIUDAD DEL CARMEN

España combatió duramente a los pirata, el libro de Civeira y Álvarez Aguilar señala en su página 34 que tras varias batallas, el 15 de julio de 1717 se enfrentaron los ingleses y españoles en la que los españoles lograron finalmente expulsar a los ingleses de la isla y que “El rey de España consideró ésta victoria como una de las más importantes. Mandó fundar un presidio o cuartel y una Villa con el nombre de Nuestra Señora del Carmen, en memoria de la festividad del día de la victoria y por ser la patrona religiosa de la marina española. Es a partir de esa fecha que se le conoce como de Carmen.” (5)

Se sabe que el 31 de mayo de 1518 llegó Juan de Grijalva a la Boca de Laguna de Términos, a Puerto Deseado (Hoy Puerto Real, en Isla del Carmen).

Molina Solís, Juan Francisco en su libro «Historia del descubrimiento y conquista de Yucatán, con una reseña de la historia de los mayas» narra su impresión al pisar las tierras de la hoy Ciudad del Carmen:

«El día último de mayo encontramos por fin un puerto muy bueno, que llamamos Puerto Deseado, porque hasta entonces no habíamos hallado ninguno; aquí asentamos y salió toda la gente a tierra, e hicimos una enramada y algunos pozos de donde se sacaba muy buena agua; y aquí aderezamos una nave y la carenamos Grijalva surgió con sus cuatro navíos junto a esta isla de triste remembranza, y, acompañado de su gente, puso por primera vez sus plantas en ella. Su aspecto, sin embargo, no correspondía a los tétricos recuerdos que su nombre despierta. La menuda arena de sus playas, limpia y brillante con la luz del sol, formaba graciosa orla á los bosques frondosos que se destacaban del fondo de la isla, y que acariciaban la vista con su verdura. Allí, debajo de aquella arboleda secular, se dibujaban sendas bien marcadas, orilladas por florida grama, que conducían al interior de la isla. (1)

Por otra parte en el texto de García Peláez Francisco de Paula. (1852) “Memorias para la historia del antiguo reino de Guatemala”, se refiere también a la Isla Triste en varias ocasiones:

“Después de la conquista de Jamaica uno de los primeros objetos que tentaron los ingleses fue el gran provecho del comercio del palo de tintura, y la facilidad de arrebatar una parte de él a los españoles. Algunos aventureros de esta isla hicieron la primera tentativa en el cabo Catoche situado al sudueste de Yucatán, y tuvieron una grande ganancia, cortando palos.

Cuando los árboles más próximos a la costa fueron abatidos, ellos se acercaron a la Isla de Triste en la bahía de Campeche. El almanaque de Balis del año de 1828, tratando esta materia, refiere que al principio las embarcaciones inglesas cruzaban los mares en solicitud de embarcaciones españolas; que mas adelante no haciendo presa de ellas, aprendieron los ingleses por sí a cortar su carga; y que el primer establecimiento de cortadores se hizo en el cabo Catoche por aventureros de Jamaica, que en poco tiempo se extendieron hacia el sur hasta la playa de Waliz, y hacia el oeste hasta la Isla de Triste: con que teniendo este modo de ganar la subsistencia, dejaron la depredación por tratado hecho con la España en Madrid en 667.” (2)

“No fue pues en oposición de tratado alguno lo que expresa el autor del almanaque, quien, tratando de los ingleses empleados en el comercio de palo Campeche, escribe: más continuando aun en las persecuciones de parte de los españoles, tomándoles sus barcos, bajo pretexto de ser piratas, los llevaron a tal estado de daño, que mientras sus compañeros se establecen en rio hondo, rio nuevo y Waliz en una remota situación, ellos estaban quietos, y no fueron molestados hasta el año de 1680, en el mes de abril, en que algunos barcos, bajo la comandancia de don Felipe de Veredea Villegas, arribaron z la isla de Triste y laguna de Términos, atacaron a nuestros cortadores de palo Campeche, y los desalojaron de aquella parte adyacente a Campeche; después de lo cual, se situaron ellos mismos en los límites del presente establecimiento.” (3)

El diario “Por Esto” de Campeche publicó un artículo el 16 de julio de 2020 en el que señala: ”Juan de Grijalva nombra en 1518 la Isla de Triste al encontrarla desolada, posteriormente du conocida como “isla de Términos” al creer los exploradores que en ella terminaba la península de Yucatán, nombre que se contrajo a “Isla de Tris” en las cartas de navegación de la época y fue renombrada como isla del Carmen por gratitud a la Virgen del Carmen. (4)

En base a todo lo anterior, es innegable que existen varios antecedentes históricos de que la Isla de Ciudad del Carmen se llamó en sus inicios “Isla Triste”. Reproducimos a continuación, además, un primer mapa en donde claramente se identifica a la isla de Ciudad del Carmen como Isla de Triste históricamente y cuyo nombre fue abreviado en los mapas como “TRS” o “Tris” y un segundo mapa donde se señala la zona ocupada por los británicos en la península.

Fuentes:

 

1.- Molina Solís, Juan Francisco. (1943) Historia del descubrimiento y conquista de Yucatán, con una reseña de la historia de los mayas. México, D.F., Ediciones Mensaje P 84

2.- García Peláez Francisco de Paula. (1852) Memorias para la historia del antiguo reino de Guatemala. Guatemala. Establecimiento tipográfico de L. Luna. 154-155

3.- Ibidem. 159.

4.- Redacción Por Esto (2020-07-16) Ciudad del Carmen conmemora 303 años de expulsión de los piratas. Campeche. Por Esto.

5.- Civeira Taboada, Miguel; Álvarez Aguilar Luis Fernando (1996) Memorias de la Isla Triste (Isla del Carmen, Campeche; documentos históricos del siglo XVIII). Ciudad del Carmen, Campeche. Universidad del Carmen.

6.- Andrade Torres, Juan (1994) El comercio de esclavos En la provincia de Tabasco. (Siglos XVI-XIX). Villahermosa, Tabasco. UJAT. P 44-45 Mapa P 50.