LOS DUENDES DE LA TEJERÍA

Se dice que anteriormente que estuvieran construidos los condominios que se encuentran en el actual fraccionamiento todo era terracería y matorrales, ahí habían arboles grandes como ceibas y castañas, pero al hacerse el fraccionamiento se quedaron unos cuantos árboles entre ellos una ceiba en la cual habitaban muchos duendes.

Los duendes vivían en la copa de la ceiba de ésta y se sabía que eran duendes porque las personas que vivían alrededor de la ceiba que es emblema del fraccionamiento, los vieron incluso dentro de sus casas. Estos pequeños seres les hacían travesuras, como esconder cosas o jugar con los niños; también se cuenta que algunos eran malos y que perdían a los niños que vivían ahí y es por ello dicen, que se desamorró un poco la ceiba, y que se encuentra una pequeña ermita junto a ésta para alejarlos.

En la actualidad ya no se encuentra la ceiba, ni la ermita. Algunos dicen que al irse los duendes la ceiba fue muriendo poco a poco.