ALEJANDRO TORRUCO

Por: Norma L. Domínguez

Alejandro Torruco, fue su nombre artístico con el que se dio a conocer en diversos ámbitos de la vida social y cultural de México, pero en realidad se llamaba Alejandro Ruiz Torruco. Nació el 25 de abril de 1937 en Villa Aldama, Comalcalco y joven emigró a la capital del país donde estudió filosofía y letras en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), iniciándose en el teatro experimental donde participó como dramaturgo, actor y director de escena.

En el plano profesional ingresó a la televisión y el cine, además de ser editor y dirigir la revista “Comalcalco” que se distribuyó en la UNAM. Escribió argumentos para fotonovelas en las cuales dirigió y participó como actor; además de cuentos, poemas y más de cien obras de teatro.

Colaboró en diversos periódicos y revistas como crítico de teatro, comentarista de espectáculos y se desempeñó como maestro de escena en diversas preparatorias, escuelas particulares y universidades de la Ciudad de México.

POETA Y DRAMATURGO

Alex Torruco, -como le llamaban cariñosamente quienes convivieron con él-: escribió: “El amigo del pueblo” (narrativa- histórica de Tabasco) Editorial PAC; “Tiempo de soledades” (poesía), editado por la UJAT; “Ecos de la selva” (antología poética), editado por el Gobierno del Estado de Chiapas; “Antología de cuentos”, editado por la Plataforma Cultural Tabasco y la colección “Mujeres célebres de Tabasco”, editada por el Gobierno del Estado de Tabasco.

Como dramaturgo, fue autor de las obras: “En las manos del destino”; “Donde muere la tarde”; “Crepúsculo opuesto”; “Las liebres”; “Los olvidados de Dios”; “Una gran dicha”; “Otelo no ha muerto”; “Noches de rebeldes”; “Hombre triste vende alegrías”; “El hotel de la ilusión” y “Sentimiento prohibido”, que fueron escenificadas.

Participó en diversos grupos estudiantiles y de profesionistas como el “Ateneo Tabasco 68”, “Profesionistas Tabasqueños” y “Artistas Tabasqueños”. En 1984 fundó y presidió la “Plataforma Cultural Tabasco A.C.” en la capital del país, agrupación que se encargó de organizar y hacer entrega anualmente de las preseas “La Choca de Oro” y “La Cabeza Olmeca” a decenas de personalidades del arte, el periodismo y los espectáculos de Tabasco, México y el mundo.

Además de su gusto por las artes escénicas, a partir del año 2000 incursionó en la pintura, participando en varias exposiciones colectivas e individuales.

En los últimos años, consagró su vida a la promoción cultural, encabezando y organizando recitales poéticos, exposiciones, presentaciones de libros y homenajes a diversos creadores de Tabasco y México en varios recintos culturales del Distrito Federal.

Desafortunadamente en medio de las actividades que venía realizando y de diversos proyectos a nivel profesional para continuar difundiendo la cultura y las artes de su tierra natal, su corazón dejó de latir el 29 de mayo de 2014. En su honor, el foro escénico de la Casa de Tabasco en México Carlos Pellicer lleva su nombre desde septiembre de 2015.