BIBLIOTECAS DE LA UJAT

Por: Guadalupe Azuara Forcelledo

En los primeros meses de 1948 fue nombrado director del Instituto el Lic. Belisario Colorado Jr. La biblioteca recibió entonces el nombre de “Justo Sierra” y parte de su acervo fue para uso de la Escuela de Derecho Otras bibliotecas serían fundadas en el resto de las escuelas universitarias.

El Instituto Juárez se transformó a Universidad Juárez Autónoma de Tabasco el 20 de noviembre de 1958. A principios de 1959, se consideró hacer de la biblioteca de la Universidad una de las mejores del sureste; pero con los pocos recursos con que contaba la institución se dificultaba el propósito.

Referir las actividades bibliotecarias de la Universidad posteriores a 1960 resulta difícil, pero se encontró una circular del director de la Escuela de Ingeniería Petrolera, el Ing. Miguel A. Zenteno, donde solicitaba a los maestros la bibliografía que debía estar en la biblioteca.

En 1962 se inicia la edificación de la Zona de la Cultura en terrenos donados por el exgobernador Manuel Bartlett Bautista; fue inaugurada el 27 de febrero de 1964 por el presidente de la República, licenciado Adolfo López Mateos.

Fueron siete las escuelas superiores con las que inició la Universidad: Derecho, Medicina, Veterinaria, Ingeniería, Enfermería, Comercio y Normal de Maestros. Sólo Medicina, Ingeniería y Enfermería aparecen en cuatro de los cinco directorios de bibliotecas publicados por la Secretaría de Educación Pública.

La Escuela de Ingeniería Petrolera inició sus actividades en junio de 1959 (en el distrito de Ciudad Pemex, Macuspana) y cerró en 1964. Poco antes de que la Escuela fuera suprimida, el director, ingeniero Miguel A. Zenteno, giró una circular a los maestros para que proporcionaran —de acuerdo con las clases que impartían— los nombres de los libros de texto, así como los de consulta que consideraran debían formar parte de la biblioteca.

También en 1964, en el mes de agosto, el local de la biblioteca de Derecho fue ampliado y su acervo aumentado. En octubre de 1965, el ex rector José María Gurría Urgell dispuso antes de morir, que su biblioteca pasara a ser propiedad de la Universidad.

La biblioteca de la escuela de Medicina en 1968 ya reportaba su existencia. En enero de 1982, al iniciarse el rectorado del ingeniero Josué Vera Granados, se emprende la reestructuración del sistema bibliotecario. Un buen sistema bibliotecario resultaba esencial para apoyar las tareas de docencia e investigación en la Universidad.

En 1984 la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco tenía 12 bibliotecas: la “José Martí”, la Central, la del Instituto de Fisiología y nueve por las escuelas existentes entonces: Derecho, Enfermería, Medicina Veterinaria y Zootecnia, Medicina Humana, Ingeniería, Contabilidad y Administración, Odontología, Ciencias de la Educación y Biología.

En 1985 se inicia el proceso de reestructuración bibliotecaria, la Coordinación de Bibliotecas contaba entonces con los departamentos de procesos técnicos, adquisición de material bibliohemerográfico, planeación de la Biblioteca, capacitación del personal y reglamentación, normatividad y señalamiento de políticas. La selección del acervo a adquirir se realizaba en las divisiones académicas por parte de los profesores.

El Plan de Desarrollo Académico consideró que, en la organización y consolidación del sistema bibliotecario deben tenerse presentes los avances de la información, la sistematización de la misma y el uso de las telecomunicaciones; la normalización en la descripción de los registros bibliográficos; la constitución de bases de datos y la especialización de acervos hemerobibliográficos.

En aquel tiempo, al elegir las normas para la organización bibliográfica se optó por el sistema de clasificación L.C. de la Biblioteca del Congreso de E.E.U.U, las reglas angloamericanas de catalogación y la Lista de Encabezamientos de Materia de la Maestra Gloria Escamilla; para las revistas el conocido sistema de kárdex de acuerdo con el manual de hemeroteca de la maestra Lourdes Rovalo.

Se trabajó en la reorganización de la Biblioteca Central y en la instalación de cinco Bibliotecas departamentales en las siguientes áreas: Ciencias Agropecuarias y Ciencias Básicas, Ciencias Económico-Administrativas, Ciencias de la Salud, Ciencias Sociales y Humanidades, e Ingeniería y Tecnología.

A la Biblioteca “José Martí” se le asignó el carácter de Biblioteca Central, y aquélla que venía funcionado como tal se convirtió en la Biblioteca de la División de Ciencias Económico-Administrativas, en la Unidad Centro; esta Biblioteca fue la primera que abrió sus puertas, en julio de 1986, de acuerdo con un diseño de Biblioteca moderna con estantería abierta, cubículos de estudio, sección de hemeroteca, sección de tesis, sala de consulta, lectura informal, fotocopiado, guarda objetos y un sistema de seguridad de las colecciones.

La Biblioteca de Ingeniería y Tecnología, en la Unidad Chontalpa, se puso en servicio en septiembre de 1986; ese mismo año se inauguró el edificio de la Biblioteca de la Unidad Sierra y al poco tiempo se fusiona la Escuela de Biología a la Unidad Sierra conformada por las Divisiones de Ciencias Agropecuarias y Ciencias Básicas.

En el año de 1987 se habilita el edificio de la Biblioteca de Derecho para albergar la Biblioteca de Ciencias Sociales y Humanidades, y se inicia la construcción de la Biblioteca de Ciencias de Salud, misma que se inauguró en abril de 1988. Los servicios que ofrecían estas Bibliotecas eran préstamo en sala, préstamo a domicilio, préstamo interbibliotecario, préstamo de reserva, consulta especializada, orientación al cliente, cubículos de estudio, fotocopiado y visitas guiadas.

En 1989, la Coordinación de Bibliotecas se transforma en Dirección.

Dentro del Plan de Desarrollo Académico de la UJAT, en la sección de Apoyo Académico se registra extensamente el “Programa Sistema Bibliotecario” con 9 proyectos que tienen como objetivo general: ”Ofrecer a la comunidad universitaria y público en general, Servicios Bibliotecarios cada día mejores, con un acervo más diversificado y actualizado, con entregas oportunas, con acervo procesado, sistematizado y accesible que permitiera al cliente el máximo aprovechamiento para sus actividades académicas.

El Reglamento Bibliotecario fue aprobado en noviembre de 1991.

En agosto de 2003 se inauguró el nuevo edificio de la Biblioteca “Dr. Juan José Beaurregard Cruz”, de la División Académica de Ciencias Biológicas, y en diciembre del mismo año, el nuevo edificio de la Biblioteca de la División Académica de Ciencias de la Salud.

Al iniciar el año 2004 nace la preocupación de la Universidad de Calidad y la Dirección de Bibliotecas inicia con su proceso de calidad y posteriormente se logra en el año 2005 el certificado de calidad con la Norma ISO 9001: 2000.

El 17 de agosto del 2009 se inauguró la División Académica Multidisciplinaria de Comalcalco (DAMC) y con ella dan inicio las labores de la biblioteca de esta División. En 2014 se inauguró el Campus Multidisciplinario de Jalpa de Méndez y con ello otra biblioteca, Y en 2017 fue puesto en marcha el nuevo campus denominado Ciudad Universitaria del Conocimiento que alberga a la División Académica de Ciencia Económico Administrativas. En la actualidad, el Sistema Bibliotecario cuenta con doce Bibliotecas y la Dirección de Bibliotecas compuesta por dos departamentos: Desarrollo de Colecciones y Procesos Técnicos.

BIBLIOTECA «JOSÉ MARTÍ»

La Biblioteca “José Martí” es la biblioteca más antigua de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco y la única cuyos inicios arrancan bajo el rubro de biblioteca pública.

Durante 15 años, estuvo bajo la responsabilidad del gobierno estatal. Al decretarse su incorporación al patrimonio universitario en 1959, la ciudad de Villahermosa perdió para sí, en beneficio de la Universidad, la biblioteca pública de más larga vida hasta entonces. La capital del estado contaría nuevamente con biblioteca dependiente de su gobierno una década después, en 1969.

Fue inaugurada el jueves 12 de octubre de 1944 a las 11:00 horas, por el entonces gobernador, Lic. Noé de la Flor Casanova, bautizándola con el nombre de prócer y literato cubano José Martí en reconocimiento a la labor que realizó en defensa de los indios mexicanos.

El embajador de Cuba en el país fue invitado especial, y descubrió un busto de Martí colocado en la sala de lectura. El discurso oficial lo pronunció el secretario general de gobierno, Adelor Donaciano Sala. Al inaugurarse, la biblioteca contaba con cinco mil volúmenes.

En sus inicios la biblioteca ocupó el sitio de un monasterio que estuvo ubicado en la esquina de las calles de Zaragoza y Madero, frente al Parque Juárez. Para el año de 1915 el mismo sitio fue utilizado como escuela y llevó el nombre de “Superior Número I” y en 1922 el sitio fue sede de la Liga Central de Resistencia del Partido Radical Socialista, que fundó el Lic. Tomás Garrido Canabal.

Al ser desconocido por los poderes del Estado en julio de l935, dicho edificio se constituyó en la Confederación Federal de Trabajadores. También se hizo uso de este edificio para la escuela de obreros, donde trabajaban turnos mixtos.  Sería en 1944 que se utilizó dicho local para la Biblioteca José Martí, dependiente del gobierno del Estado.  En este lugar pasó la biblioteca sus primeros años, y en 1957 durante el gobierno del Miguel Orrico de los Llanos se remodeló el edificio donde estaba la Secretaría de Educación Pública, en la calle de Hidalgo, a un costado de la Sociedad de Artesanos, y allí alojó la biblioteca.  Poco después, en 1959 la biblioteca se traslada   al edificio que ocupara el gimnasio del Instituto Guares en la calle de Hidalgo esquina con Arteaga, casi enfrente a su sede anterior, edificio que ocupa hasta la actualidad.

El 16 de marzo de 1991, bajo el rectorado del Dr. Fernando Rabelo Ruiz de la Peña y estando la Lic. Guadalupe Azuara Forcelledo como Jefa de la misma y la Lic. Tomasa Barrueta García como Directora del Sistema Bibliotecario, comenzará una nueva etapa para la vieja biblioteca. Sus interiores se remodelan de manera integral y se transforma el concepto de biblioteca escolar a biblioteca histórica por el contenido de sus colecciones centrado en la historia del estado. Se cambia el sistema de estantería cerrada a estantería abierta, se reorganizan las colecciones, se cambian las ventanas, el sistema de iluminación y el mobiliario y se comienza una nueva etapa que conjuga la modernidad con la actualización tecnológica y el rescate de sus acervos.

En la actualidad es la biblioteca histórica de la Universidad, siendo uno de los principales repositorios de la historia del estado. Cuenta con un acervo aproximado de más de 20,000 volúmenes, entre los que hay obras de cultura general y colecciones únicas en su género por ser documentos que reflejan los acontecimientos del tiempo que les tocó ser mudos testigos.

Como el perfil de la biblioteca fue cambiado en 1991 de biblioteca escolar a biblioteca especializada,  y por lo mismo sus colecciones ya no se centran en libros escolares de los niveles primaria, secundaria y bachillerato, sino en historia y literatura, y muy especialmente todo lo referente a Tabasco, y teniendo colecciones de libros, periódicos y revistas que datan de los siglos XVII, XVIII y XIX en el caso de los libros; y de finales del siglo XIX y principios del XX en el caso de  revistas y periódicos, pues por esto  mismo su actividad se ha centrado en la información histórica y literaria  del estado, y por lo mismo en su conservación,  mediante la microfilmación y la restauración. Así que el mayor impacto se ha reflejado en la comunidad de investigadores, maestros, periodistas y estudiosos en estas áreas.

Además de ser la primera biblioteca en la zona sureste en contar con un Laboratorio de Microfilmación y Restauración, al nivel que la biblioteca José Martí tiene.

Fuentes:

  1. Página web de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco.
  2. Historia de las Bibliotecas en Tabasco – Columba Gaytán Galván. Dirección General de Bibliotecas. 1996.