INUNDACIONES EN TABASCO – PARTE I

Históricamente la planicie tabasqueña ha padecido de inundaciones, en un principio la población ocupaba zonas altas pero la falta de ordenamiento, planeación urbana, la deforestación en cuencas y la construcción de grandes presas en el Grijalva para generar electricidad, han vuelto vulnerable a la población. Este es un breve recuento de algunas de las inundaciones de las que se tienen historia:
Inundación de 1579
En el siglo XVI, cronistas españoles como Vasco de Rodríguez y Melchor Alfaro, en 1579 dejaron escrito en sus memorias sobre Tabasco “La tierra es anegadiza por causa de muchos ríos y por el continuo invierno que hay”.
Inundación de 1782
Uno de los acontecimientos más graves en la provincia de Tabasco sucedió en la segunda mitad del siglo XVIII. Las intensas lluvias y crecientes provocaron una inevitable tragedia, que los pobladores llamaron “el Diluvio de Santa Rosa”, en virtud de que ocurrió un 30 de agosto de 1782. La riqueza fue arrasada: se inundaron las haciendas de ganado, que se habían introducido con particular éxito, así como las plantaciones de cacao, por lo que muchas familias quedaron en la miseria. Francisco de Amuzquívar, el primer gobernador con título del rey que llegó a Villahermosa en 1780, poco pudo hacer para administrar la justicia en esas condiciones.
Inundación de 1868
En 1868 hubo una inundación que afectó los barrios de Santa Cruz, Mustal, Mayito y Curahueso debido al desbordamiento de los arroyos del Jícar y Gusano, la laguna La pólvora y en el centro las calles Nueva (Sáenz) y Progreso (hoy Lerdo).
Inundación de 1879
En éste año las lluvias iniciaron desde el 15 y terminaron hasta el 30 de septiembre sin parar, lo cual hizo que las calles se convirtieran en cuerpos de agua inundando a más de ochocientas casas. Además de Villahermosa, sufrieron afectaciones Nacajuca, Macuspana y Tacotalpa donde hubo pérdidas de cabezas de ganado vacuno, mientras que el poblado Oxolotán se inundó en su totalidad.
Inundación de 1889
En septiembre de hubo una inundación que se complicó con un violento huracán que se estacionó en la zona del 17 al 20 de ese mes derribando árboles y 155 casas, se dice hubo fallecidos, dos barcos desaparecidos y pérdida de ganado.
Inundación de 1927
Sobre esta inundación Manuel R. Mora escribió: “En año de 1927 asoló a Tabasco una gran creciente. Vivíamos en la calle de Juárez y la Plazuela Pasteur. Se inició el temporal y a medida que éste se desarrollaba, ascendía el nivel del río. Veíamos crecer el agua arrastrando árboles descuajados por el ímpetu de la corriente y cadáveres de animales que flotaban como lunares putrefactos en los que hundían los zopilotes sus picos voraces.
A cada momento me escapaba de mi casa para contemplar aquel espectáculo que me causaba un júbilo indescriptible. A los dos o tres días de haberse iniciado el norte, se produjo el desbordamiento del Grijalva. Poco después, los cayucos e incluso los barcos de la Compañía Platanera transitaban por el centro de la ciudad. Villahermosa era una extensa planicie líquida en la que los muchachos practicaban la natación a sus anchas.
Los niños disfrutábamos con el siniestro y las personas mayores sus consecuencias y las calamidades futuras. Son dos sentidos de la vida, dos concepciones irreconciliables. Si los hombres fueran como los niños, no envejecerían. Lo malo es que los niños llegan a ser hombres y dejan de ser niños. En la pérdida de la infantilidad radican las complicaciones y los problemas del mundo”.

Inundación de 1936
Este año las inundaciones causaron grandes daños, el gobernador Víctor Fernández Manero, apunta en su informe del año 1937: “En el primer trimestre de 1936 erogó más del 50% de las partidas de gastos generales con motivo de las inundaciones que asolaron la entidad en octubre y noviembre, la agricultura y ganadería fueron dañados en forma considerable”.
Inundación de 1944
Un ciclón en septiembre cae en la entidad interrumpiendo gran parte de las vías de comunicación y afectando la industria platanera. Los municipios más afectados fueron Nacajuca, Jalpa de Méndez, Cunduacán y Huimanguillo.

La página tarda un poco en cargar por las fotos.
Galería en la parte inferior de las páginas.

Fuentes:

  1. Tabasco a través de sus gobernantes. – Abraham Bandala – Gobierno del Estado de Tabasco, 1988.
  2. Diccionario enciclopédico de Tabasco – José Rogelio Álvarez – Gobierno del Estado de Tabasco, ICT, 1994.
  3. Historia breve de Tabasco – Carlos Martínez Assad – Fondo de Cultura Económica – 2011.
  4. El Problema de las Inundaciones en Tabasco. Capítulo I – Sin autor ni fecha – Repositorio digital de la Facultad de Ingeniería de la UNAM.
  5. Imágenes de infancia y juventud – Manuel R. Mora Martínez – Gobierno del Estado de Tabasco – 1987.
  6. Viaje al pasado… Inundaciones. – Fans de Villahermosa FB Página – Sin autor.
GALERÍA DE FOTOS 1909 – 1936