JESÚS EZEQUIEL DE DIOS

Por: Norma L. Domínguez

Jesús Ezequiel de Dios, mejor conocido como “Chucho de Dios” nació en Villahermosa, Tabasco el 10 de abril de 1918. Estudió en las escuelas racionalistas implementadas por Tomás Garrido Canabal. Dirigió “La Voz del Estudiante”, órgano informativo de la comunidad estudiantil del Instituto Juárez donde cursó sus estudios de Secundaria.

Al igual que la mayoría de los estados de la República, Tabasco en los años 30 no contaba con instituciones de educación superior, por lo que se mudó a la ciudad de México donde realizó variadas actividades para poder mantener sus estudios en la Escuela Nacional Preparatoria donde editó la publicación “Joven Preparatoria”.

En su lucha por continuar sus estudios, se matriculó en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México. Ahí publicó en colaboración con la Sociedad de Alumnos el periódico  “Nosotros”.

Con el tema “La Crisis de la Legislación del Trabajo en México” obtuvo la Licenciatura en Derecho, dedicando su vida profesional a la defensa de los derechos de los trabajadores. Con despacho abierto en la ciudad de México fundó y dirigió la revista “Foro del Trabajo”, publicación especializada en la materia. En 1970 regresó a su natal Villahermosa como fedatario público al frente de la Notaría Pública Número Uno.

Durante tres décadas participó con artículos de fondo en la prensa local de Tabasco: la columna “Garabatazos” en el Hijo del Garabato, periódico tabasqueño dirigido por Trinidad Malpica Hernández; y la columna “Por encima del hombro” en el Diario Presente bajo la dirección de Jorge Calles Broca; así como en el Periódico Rumbo Nuevo de Florentino Hernández.

LIBROS DE SEMBLANZAS

Al cumplir los 60 años de edad, decide dedicarse de lleno a su faceta de escritor, logrando publicar las obras: “Semblanzas I” (1984); “Semblanzas II” (1988); “José Domingo, el idealista” (1989); “Apuntes y reflexiones” (1990) y “José de los Santos” (1991) obra narrativa autobiográfica en la que describe el Tabasco garridista de su niñez. Fue miembro fundador de la Sociedad de Escritores “Letras y Voces de Tabasco” A.C.

En plena producción, impartiendo conferencias y seminarios, además de realizar un importante proyecto de investigación histórica y documental sobre las bibliotecas de Tabasco, el 14 de julio de 1991 de visita en la ciudad de México fallece a los 73 años a causa de un infarto.

Como homenaje póstumo, al conmemorarse su vigésimo aniversario luctuoso, en 1991, el auditorio de la Biblioteca Pública del Estado “José María Pino Suarez” en la Ciudad de Villahermosa, fue bautizado con su nombre en recuerdo a este hombre amante de la historia y los libros.

Décima del escritor tabasqueño Jorge Priego Martínez, dedicada al Lic. Jesús Ezequiel de Dios en junio de 1984.

Este notario notable
Que dicen, vale por dos,
es Chucho Ezequiel de Dios
y a veces, que mejor no hable.
Por su espíritu indomable
quiero hacerle una “Semblanza”,
llevando al ristre la lanza,
de su Rocinante al trote,
pues Don Chucho es un Quijote
con cuerpo de Sancho Panza.