JOSÉ EDUARDO DE CÁRDENAS Y ROMERO

El Dr. José Eduardo de Cárdenas y Romero nació en el municipio de Cunduacán, provincia de Tabasco en la Nueva España, el 13 de octubre de 1765; fue hijo del señor Roberto de Cárdenas y Breño y de la señora Francisca Romero. Falleció en su misma ciudad natal el 23 de enero de 1821.

Sus primeros estudios los realizó con sus beneméritos tíos y padres adoptivos, el gobernador Juan de Amestoy y su esposa Francisca Cárdenas. Su tío político, Don Juan de Amestoy, coronel del ejército real de Tabasco, es quien se hace cargo de su educación y lo inicia en el aprendizaje de la gramática latina. De pequeño aspiró a la carrera militar y llegó a obtener los cordones de cadete de las antiguas milicias reales. Continuó su preparación en el Seminario Tridentino de Mérida, Yucatán.

El obispo de Yucatán le otorgó una beca de estudios en el Seminario de Mérida, iniciando así sus estudios preparatorios de la carrera eclesiástica. A los 16 años, el obispo Piña y Mazo le confiere las cuatro órdenes menores y le autoriza para dar pláticas doctrinales.

En 1787, tras una breve estancia en Tabasco, se trasladó a la capital de Nueva España, donde ingresó en la Real y Pontificia Universidad. En 1788 recibe el nombramiento de vicerector del Colegio de San Juan de Letrán. Se desempeñó como catedrático de Lógica y Metafísica en el Colegio de San Juan de Letrán. Llevó cursos de Historia Eclesiástica y Derecho Canónico. Fue vicerrector del Colegio de San Juan de Letrán. Sus cátedras de Aritmética, Álgebra, Geometría, Lógica, Metafísica, Ética y Física Newtoniana se mandaron a imprimir.

Al ordenarse como presbítero en 1794, el arzobispo le concede licencia sin límite alguno, para ejercer su ministerio en todo el arzobispado. En 1797 retorna a su tierra natal Tabasco, ocupando diversos cargos importantes que le fueron asignados por el obispo de Yucatán, entre los que destacan cura de la villa de Natividad de Cunduacán y el de Vicario honorario in Capite para Tabasco.

También fue nombrado por el Tribunal del Santo Oficio de la Nueva España, como Comisario de la Santa Inquisición en Tabasco.

Fue promotor ante el entonces Alcalde Mayor de Tabasco Miguel de Castro y Araoz, para la fundación de la ciudad de Heroica CárdenasTabasco, hecho que logró el 22 de abril de 1797 cuando se fundó la ciudad en los terrenos de su antiguo rancho «Los Naranjos» los cuales donó para que ahí se asentara la población, por lo que la ciudad se llamó primero San Antonio de los Naranjos, para luego cambiar su nombre a San Antonio de Cárdenas.

En agosto de 1810, el Ayuntamiento de Villahermosa lo nombró Diputado por Tabasco a las Cortes de Cádiz, España, ​ en las que contribuyó muy destacadamente en todo el período legislativo (1810 – 1814), defendiendo los intereses de la provincia de Tabasco, y participando en la elaboración de la Constitución de Cádiz en 1812.

El 24 de julio de 1811, presentó ante la Corte de Cádiz, España, el documento Memorias en favor de la Provincia de Tabasco y posteriormente colaboró en el documento: Exposición de motivos de la guerra  de independencia, en la que exponía la situación de abandono de la provincia de Tabasco y en la que por este motivo, protestaba contra las autoridades virreinales y mostraba las posibles soluciones. Solicitaba en el documento la independencia de Tabasco frente al Obispado de Yucatán, ya que el hecho de que Tabasco dependiera de Yucatán perjudicaba grandemente a los tabasqueños, debido a que las autoridades yucatecas se llevaban los recursos económicos dejando a la provincia en el abandono.

Además proponía en el documento iniciativas como la de anexar a Tabasco la región de Los Ahualulcos (hoy Huimanguillo)para ampliar los límites de dicha provincia hasta el río Tonalá, para tener un mayor control sobre dicha región, ya que muchos delincuentes huían hacia esa región convirtiéndola en tierra de nadie.

Otras de sus propuestas fueron:

  • La organización de la enseñanza gratuita, sin ninguna distinción de clases sociales y sin la exclusión de los indios.
  • Crear las sociedades agrícolas.
  • Otorgar libertad de comercio.
  • Creación de Ayuntamientos por elección popular, y la División del gobierno en tres poderes: Legislativo, Ejecutivo y Judicial.

Así mismo, Cárdenas solicitó al Rey Fernando VII que para compensar dicho abandono, se le instituyera a Villahermosa de San Juan Bautista, el título de Muy noble y Muy leal, argumentando que: De aquí a siete años habrán trecientos cumplidos de que se fundó en Tabasco la primera población española de Nueva España, y que en ella se le erigió a Dios el primer templo.

La «Memoria en favor de la Provincia de Tabasco» es un documento muy importante en la historia de Tabasco, ya que constituye el último documento del virreinato al ser un compendio de la situación socio-económica de la provincia de Tabasco antes de la Independencia.

La Constitución de Cádiz fue promulgada por el Ayuntamiento de Villahermosa de San Juan Bautista el 3 de noviembre de 1812, ​ gracias a los esfuerzos del Dr. Cárdenas quien costeó la impresión del documento y participó en la organización de los festejos. A ésta Constitución se le ha otorgado una gran importancia histórica por tratarse de la primera constitución promulgada en España, además de ser una de las más liberales de su tiempo. Oficialmente estuvo en vigor sólo dos años, desde su promulgación hasta su derogación en Valencia, el 4 de mayo de 1814, tras el regreso a España de Fernando VII.

De regreso a Tabasco cuando ya había estallado el movimiento independentista de Miguel Hidalgo, se mantuvo fiel al rey Fernando VII. Regresó a su natal Cunduacán como vicario in cápite de la parroquia de la Virgen de la Natividad, Falleció el 23 de enero de 1821, sentando los cimientos básicos para lograr que el 17 de junio de 1823 se separara a Tabasco de Yucatán y que el 31 de enero de 1824, se declarara al Edén choco como estado libre y soberano.

En su honor, la ciudad de Heroica Cárdenas y el municipio de Cárdenas en Tabasco llevan su nombre. El 2 de abril de 1897 se develó una estatua suya en el Paseo de la Reforma de la Ciudad de México. En 1997 fue develada en su honor una estatua en la Heroica Cárdenas y varias calles de ciudades tabasqueñas, llevan su nombre, el cual también está escrito en el «Muro de Honor del estado de Tabasco» y con letras de oro en el H. Congreso del Estado de Tabasco.