CONTÁCTANOS
hola@detabascosoy.coom
Sigue nuestras redes sociales
Tomás Garrido Canabal
Sitio web de recopilación histórica del estado de Tabasco.
tomás garrido canabal, garridismo, persecusión religiosa, combate contra el alcohol, feria regional, exposiciones regionales, mensajeras del progreso, feria tabasco
20562
page-template-default,page,page-id-20562,theme-bridge,bridge-core-2.6.3,woocommerce-no-js,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,columns-3,qode-theme-ver-24.8,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.5.0,vc_responsive

TOMÁS GARRIDO CANABAL

Nació el 20 de septiembre de 1890, en el seno de una familia de terratenientes, en la finca «Punta Gorda», Playas de Catazajá, en los límites de Tabasco y Chiapas. Siendo aún muy joven, en el primer año de secundaria, fue expulsado del estado por participar en una manifestación contra el gobernador porfirista Abraham Bandala. Se trasladó entonces a Veracruz para concluir sus estudios de secundaria y después, a Campeche donde terminó, a los 25 años, los estudios de abogado.

Inició su vida política en 1912, Garrido Canabal colaboró con el General Salvador Alvarado mientras éste fue gobernador de Yucatán de 1915 a 1917. Siendo abogado, encabezó la Junta Revisora de Procesos Penales en Mérida, Yucatán.

Al terminar la carrera en 1915, regresó a Tabasco donde, recomendado por su primo el Coronel José Domingo Ramírez Garrido, entró a formar parte de la Administración Pública como juez de distrito. Por ese entonces se hallaba al frente del gobierno tabasqueño el general Francisco J. Mújica. El general Mújica, imbuido de un jacobinismo propio de la época, se apresuró a cambiar el nombre de la capital San Juan Bautista por el de Villahermosa. Cuando el general Álvaro Obregón levantaba su voz contra el clero en marzo de 1915, en Tabasco, el gobernador Francisco J. Mújica, incineraba imágenes en el marco de la «campaña desfanatizadora». Ese ambiente reforzaron en Garrido las ideas que había recibido del general Salvador Alvarado y de Felipe Carrillo Puerto en Yucatán.

En 1919, Garrido tuvo que hacerse cargo del gobierno interino por cinco meses, de agosto de 1919 a enero de 1920 y pudo empezar a poner en práctica algunas de sus ideas, dió los primeros pasos para integrar las Ligas Campesinas y las Agrupaciones Obreras y formó los primeros grupos juveniles identificados con la Revolución.

Entre tanto el país hervía en medio de la agitación revolucionaria. Se acercaban las elecciones para la presidencia de la República y la lucha política entre Carranza y Obregón iba adquiriendo matices cada vez más explosivos. Las primeras adhesiones al movimiento obregonista surgieron de Yucatán y Tabasco, de donde partió Garrido rumbo a Sonora para ofrecer su apoyo incondicional a don Álvaro Obregón, quien le confirió amplios poderes en toda la región del sureste.

En el México convulso de los años 20, a la muerte de Venustiano Carranza, el obregonismo impuso su ley en Yucatán. Castro Morales que era, al igual que Alvarado, carrancista huyó de la península temiendo por su vida, dejando vacante la gubernatura y generando también una crisis política. A pesar de que el Congreso del estado nombró como sucesor provisional de Carlos Castro Morales a Gustavo Cuevas, el cuerpo legislativo fue disuelto en un golpe de las fuerzas militares de Obregón que dominaban la plaza, imponiendo a Tomás Garrido Canabal que a la sazón estaba preso en la cárcel de Mérida.

Como gobernador de Tabasco, incentivó el desarrollo social por medio de políticas agropecuarias y sociales, a través del mejoramiento de la calidad y la variedad de cultivos, razas de doble propósito en la ganadería, el voto a la mujer, la generalización de la educación pública con fines específicos. Instauró la ley seca para acabar con el alcoholismo, y llevó a cabo una campaña antirreligiosa, anticlerical y anticatólica radical. Apoyó la persecución promovida por el presidente Calles y la represión contra los cristeros, que se oponían al endurecimiento de las leyes anticlericales. Fundó varias organizaciones de tinte socialista, principalmente los llamados Camisas Rojas.

La persecución de Garrido contra los católicos incluyó el asesinato de sacerdotes, clausura de todas las iglesias en

En el breve mandato de Garrido Canabal -menos de un mes y medio-, el abogado tabasqueño restableció muchas Ligas de Resistencia, que eran la base del Partido Socialista del Sureste y que habrían de ser instrumental clave para que más tarde, Felipe Carrillo Puerto llegara a la gubernatura del estado de Yucatán.

Trabajó entonces con empeño en favor de la candidatura del general Obregón para el período presidencial de 1920-1924. Garrido contó, pues, con la simpatía del candidato que, una vez en la presidencia, le ofreció todo su apoyo para convertirse Gobernador de Tabasco. En 1922 fue electo como primer mandatario para el período 1923-1926.

Como gobernador de Tabasco, incentivó el desarrollo social por medio de políticas agropecuarias y sociales, a través del mejoramiento de la calidad y la variedad de cultivos, razas de doble propósito en la ganadería, el voto a la mujer, la generalización de la educación pública con fines específicos. Instauró la ley seca para acabar con el alcoholismo, y llevó a cabo una campaña antirreligiosa, anticlerical y anticatólica radical. Apoyó la persecución promovida por el presidente Calles y la represión contra los cristeros, que se oponían al endurecimiento de las leyes anticlericales. Fundó varias organizaciones de tinte socialista, principalmente los llamados Camisas Rojas.

La persecución de Garrido contra los católicos incluyó el asesinato de sacerdotes, clausura de todas las iglesias en Tabasco, obligar a los sacerdotes a casarse y la prohibición del uso de la cruz en las tumbas. Decretó que para ser sacerdote se debía estar casado y todos los sacerdotes que no contrajeran matrimonio se consideraban fuera de la ley.

Garrido nombró a sus hijos, Lenin y Zoila Libertad; además tuvo una sobrina llamada Luzbel. Tuvo una granja con animales llamados Dios, Papa, María y Jesús. En todo el estado se organizaron obras satíricas burlándose del Papa y los obispos.

En 1926 fue Senador por su estado.  Al ir a presentar sus credenciales a la ciudad de México en el  Congreso, sufrió un atentado que  causó  la  muerte  de  tres  de  sus  acompañantes, entre  los  cuales  estaban dos  diputados.

En 1928, siendo aún gobernador Ausencio Cruz, a instancias de Garrido, se inició en Tabasco una campaña antirreligiosa. Se pretendía desfanatizar al pueblo, intentando erradicar por completo el dogmatismo religioso.

Puede decirse que el culto religioso «desapareció» de Tabasco durante la época garridista.

Otro de los propósitos de Garrido era eliminar los vicios, especialmente el alcoholismo. Para tal fin, se organizaron brigadas en los municipios y comunidades. Garrido, ordenó quitar las puertas de las cantinas y cambiar el mobiliario interior, para hacerlo lo más incómodo posible, sin embargo esto no dio resultado, así que recurrió entonces a medidas más severas: al cierre de los establecimientos expendedores, a la cancelación de los permisos de producción y a la sanción penal para los que no acataran la ley.

La Ley Seca del 30 de abril de 1931, incluía sanciones para la importación, exportación, compra, venta, abastecimiento y elaboración de bebidas alcohólicas de cualquier forma o cantidad, fuera de la cerveza, que consistían en hasta seis años de prisión y una multa de 500 a 5000 pesos. Cualquiera que fuera sorprendido bebiendo licor estaba sujeto a las mismas sanciones, cualquiera que se aventurara por las calles en estado de ebriedad, se exponía a pasar varios años en la cárcel o a pagar las elevadas multas decretadas por la ley.

En 1934, Lázaro Cárdenas, presidente de la República, llama a Tomás Garrido para hacerse cargo de la Secretaría de Agricultura; en ese momento; un grupo de camisas rojas tabasqueños lo acompañaron. Tras varias violentas pugnas y ante el rompimiento entre el Presidente Cárdenas y el General Calles, Tomás Garrido, quien era un incondicional de don Plutarco Elías Calles, se vio obligado a renunciar a la Secretaría en 1935 y regresar a Tabasco.

Los jóvenes seguidores de Brito Foucher viajaron a Tabasco para enfrentarse al garridismo y sacarlo del estado. hubo un enfrentamiento armado en el que fallecieron varios jóvenes incluyendo a Manuel Brito Foucher y se iniciaron protestas exigiendo castigar a Garrido.

Tomás Garrido salió exiliado de México el 11 de agosto de 1935, y se dirigió a Costa Rica.

Falleció en Estados Unidos  el 8 de abril de 1943.

Fuente:

 

 

  1. La Quintana Grijalva – Un Renovado Patrimonio del Pueblo de Tabasco (1894-2004) . gobierno del Estado de Tabasco. 2006.
  2. Cultura Kuumwaahkaan. Espacio Cultural sin fines de lucro del municipio de Cunduacán, Tabasco.
  3. Papiro – Primera quincena de Diciembre 2008 – Año II Num. 19 Pag. 11
  4. Testimonios orales de la familia Sastré.