CONTÁCTANOS
hola@detabascosoy.coom
Sigue nuestras redes sociales
Malintzint
Malintzint le fue obsequiada a Cortés por los tabasqueños entre las veinte esclavas al ganar la Batalla de Centla.
Malintzint, Malinalli, La Malinche, hernán cortés, conquista, centla, tabasco, batalla de centla, princesa
19422
page-template-default,page,page-id-19422,theme-bridge,bridge-core-2.6.3,woocommerce-no-js,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,columns-3,qode-theme-ver-24.8,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.5.0,vc_responsive

MALINTZINT

Malintzint / Malinalli / La Malinche son los nombres con que se conoce a la célebre Doña Marina, era natural de Painala en la provincia mejicana de Coatzacoalcos que partía sus términos con Tabasco.  Pertenecía a una familia noble, su padre era el gobernante de la ciudad de Painala y tenía un futuro prometedor, pero su padre falleció y su su madre se casó en segundas nupcias con otro noble tributario, de quien tuvo un hijo.

Para que toda la herencia fuera de él, su familia vendió o regaló a la Malintzint a unos mercaderes de Xicalango, procedentes de las cercanías de Tabasco; y corrieron la voz de que había fallecido. Para que el pueblo de Painala lo creyera, dió la casualidad que, el dia que los de Xicalango venían con ella, amaneció muerta la hija de una esclava de la casa, y la madre de Malintzint hizo aparecer que aquella niña era su hija.

En Xicalango hablaban el mejicano o nahúatl, y cuando los Tabasqueños ganaron aquella famosa batalla a los Xicalangos, la Malintzint les fue entregada a los Tabasqueños en donación, educándose en estas tierras y aprendiendo el idioma mayo que en la provincia se hablaba. Se dice era una mujer hermosa y de mucho espíritu. Durante toda su vida a los Españoles, y en su afecto personal a Hernán Cortés.

Malintzint le fue obsequiada a Cortés por los tabasqueños entre las veinte esclavas al ganar la Batalla de Centla. Se calcula que la Malintzint tendría 18 años, de ojos centellantes, tez pulcra y se dice que su actitud, su gentileza y elegancia, su noble ademán hacían que inmediatamente se reconociera que por sus venas corría la noble sangre Azteca.

BAUTIZO

El Domingo de Ramos 17 de Abril de 1519, en la ciudad indígena de Tabasco, hoy ruinas de Comalcalco; el M. R. P. E. Bartolomé Olmedo, celebró un misa donde bautizó a las veinte esclavas indias regaladas á Cortés; poniéndose a la Malintzint el nombre de MarinaCortés entregó a Malintzint a un pariente lejano suyo, Alonso Hernández Portocarrero. Malintzint aprendió el español con rapidez.

Desde Potonchán, Cortés se embarcó hacia San Juan de Ulúa, adonde llegó tras cinco días de navegación. Era un Viernes Santo, y mientras organizaban el campamento llegaron los embajadores de Moctezuma para averiguar qué querían aquellos viajerosCortés llamó a Jerónimo de Aguilar, un español que sabía maya por haber pasado varios años en el Yucatán, tras salvarse de un naufragio. Pero Aguilar no entendía el idioma de los mexicanos, el náhuatl. Fue en ese momento cuando se descubrió que Marina hablaba esa lengua, que era la de sus padres, además del maya, idioma de sus amos en Potonchán.

 

 

Fuente:

  1. Biografía proporcionada por el Archivo Histórico del Poder Ejecutivo (2017)
Doña Marina según un grabado mexicano de 1885. Biblioteca de Cataluña, Barcelona.
Malintzint siendo obsequiada a Hernán Cortés por ganar la batalla de Centla