CONTÁCTANOS
hola@detabascosoy.coom
Sigue nuestras redes sociales
Zona Arqueológica de Malpasito
Sitio web de recopilación histórica del estado de Tabasco.
Tabasco, historia, anecdotas, fotografías, leyendas, recopilación, documentos, Balancán, Cárdenas, Centro, Centla, Comalcalco, Cunduacán, Frontera, Emiliano Zapata, Huimanguillo, Jalpa, Jalapa, Jonuta, Macuspana, Nacajuca, Paraíso, Tenosique, Tacotalpa, Teapa, Olmecas, pomoná, La venta, carlos pellicer, Mayas
16347
page-template-default,page,page-id-16347,theme-bridge,bridge-core-2.6.3,woocommerce-no-js,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,columns-3,qode-theme-ver-24.8,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.5.0,vc_responsive
 

ZONA ARQUEOLÓGICA DE MALPASITO

Malpasito deriva su nombre del poblado ejidal Malpaso Huimanguillo Tabasco, en alusión a lo accidentado del relieve en la región. Existen dos lugares más con el mismo nombre: el ejido Malpasito municipio de las Choapas Veracruz y el poblado Raudales de Malpaso cabecera del municipio Mezcalapa en Chiapas.

Malpasito estuvo habitado a lo largo del periodo clásico tardío, del 700 al 900 d. C.. Este asentamiento funcionó como punto de cohesión de otras poblaciones menores ubicadas en el valle de Las Flores, favorecidas por la abundancia de recursos naturales y por ventajosas condiciones para la explotación agrícola. Es posible que, a su vez, Malpasito estuviera sujeto a sitios de mayor importancia, entre ellos San Antonio y San Isidro, ubicados en el noroeste del estado vecino de Chiapas, con los que comparte algunos rasgos de la cultura zoque en cuanto a cerámica y arquitectura.

Los españoles comenzaron sus incursiones en esta parte del territorio mexicano en 1522 y hallaron la zona habitada por diferentes grupos zoques, diseminados desde la parte noroeste de Chiapas, hasta el sur y centro oeste del Estado de Tabasco. Los españoles entonces, fundaron comunidades que hacían las veces de centros religiosos y políticos. El más próximo a Malpasito era el de Quechula, ubicado a unos 35 kilómetros.

Patio Sur
Es el espacio más importante de Malpasito. Funcionaba como punto de encuentro entre el grupo gobernante y la población. Entre las seis estructuras rectangulares que delimitan el área, destacan las estructuras 10 y 13, tanto por sus dimensiones y ubicación sobre los peraltes de las terrazas, como por la existencia de un eje de escalinatas que desde la Plaza Principal permiten el acceso a todo el conjunto.
La Plaza Principal está ubicada entre el Juego de Pelota y el conjunto del Patio Sur. Su magnificencia se puede determinar por el área que ocupa 2 ,275 m cuadrados.

Juego de Pelota

En Malpasito se encuentra un juego de pelota en el área cívico-religiosa del asentamiento, el cual posee un profundo simbolismo religioso característico de las ciudades mayas. Se compone de cuatro estructuras rectangulares y una escalinata de acceso, que delimitan una cancha a desnivel en forma de letra “T” con un extremo abierto y otro cerrado. Carece de marcadores y banquetas, pero tiene un sistema de drenaje que en la temporada de lluvias evitaba la saturación de agua, tanto en los núcleos de las estructuras como en la cancha.

En Malpasito, el juego de pelota tuvo una función ritual íntimamente relacionada con la estructura del poder, y probablemente formaba parte de un culto a la fertilidad. Según los relatos, un día antes de celebrarse el juego, los participantes realizaban por la mañana un ritual de purificación y, a partir del mediodía, uno de velación que consistía en la concentración de todos los jugadores en una casa ubicada en el lado oriente de la cancha.

Si deseas conocer más sobre el juego de pelota de Malpasito, lee éste artículo de Francisco Cuevas Reyes publicado en la Revista Arqueología #33 de mayo-agosto de 2004. Descárgalo aquí.

 

Los petrograbados

Los petrograbados son una de las primeras manifestaciones humanas en las que se hace evidente la capacidad de representar la rea­lidad. Los petrograbados han sido conside­rados imágenes de la sensibilidad humana, mensajes públicos transmitidos de acuerdo a un código común de significados. La representación de seres humanos, fauna y diseños geométricos fue una de las formas utilizadas por los antiguos habitantes de la región de Malpasito para materializar las ideas que forjaron las condiciones sociales, económicas y políticas de su momento y espacio histórico.

La presencia de petrograbados se extiende desde el sur de Huimanguillo, Tabasco, hasta la región de Malpaso, Chiapas. En Tabasco actualmente se tienen localizadas 132 rocas con grabados en la región de Malpasito. Debido al clima cálido húmedo con lluvias todo el año, los petrograbados permanecen cubiertos de musgo y vegeta­ción diversa, principalmente entre los meses de julio a octubre, cuando se registra la mayor precipitación pluvial. Los grupos de petrograbados más accesibles se localizan en la zona arqueológica de Malpasito y en el poblado de Francisco J. Mujica.

Por el gran tamaño de las rocas grabadas se cree que fueron trabajadas en el lugar en que se encontraron. Los dibujos en bajorrelieve muestran una técnica de acabado por desgaste, en la que quizás utilizaron instrumentos de piedra, como lascas, raspadores, gubias, cinceles y pulidores, además de agua y arena como aditivos.

Si deseas conocer más de los petrograbados, descarga aquí el catálogo del INAH de 2004.