CONTÁCTANOS
hola@detabascosoy.coom
Sigue nuestras redes sociales
Catedral del Señor de Esquipulas
Sitio web de recopilación histórica del estado de Tabasco.
CATEDRAL, señor de esquipulas, esquipulas, centro, villahermosa, iglesia, templo, parroquia
17116
page-template-default,page,page-id-17116,theme-bridge,bridge-core-2.6.3,woocommerce-no-js,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,columns-3,qode-theme-ver-24.8,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.5.0,vc_responsive

CATEDRAL DEL SEÑOR DE ESQUIPULAS

En el Compendio histórico, geográfico y estadístico del Estado de Tabasco (1872), de Manuel Gil y Sáenz nos dice que San Juan Bautista en el S XIX tenía tres barrios, nombrados, el de Esquipulas al Oeste, el de la Concepción ó Punta al Sur y el del Fuerte del otro lado del arroyo, (este barrio estaba separado de la ciudad por el arroyo el Jícaro.) conocido también como el barrio de la Santa Cruz.

Señala que el 8 de Marzo de 1774, falleció el Sr. Obispo de Yucatán D. Diego de Peredo estando realizando su acostumbrada visita a la población; antes de morir, el Obispo donó a su capellán, el Presbítero D. Francisco Barrera, un Santo Cristo de Guatemala llamado de Esquipulas que se conservó en la Iglesia de Esquipulas. Falleció en una casa que posteriormente fue habitada por Simón Sarlat.

“El ilustre prelado fue enterrado en la única Iglesia que entonces había en San Juan de Villahermosa, y que era una Iglesita de paja y setos con embarro que estaba en la plaza, hoy de armas; el padre Barrera, tanto por honrar la memoria del Sr. Peredo, cuanto por que en su tierra Guatemala, el día 15 de Enero le celebran una fiesta al Señor de Esquipulas, él quiso conmemorar esta fiesta solemne de su país.”

El padre D. Francisco Barrera reunió a familias que vivían cerca y les dijo: que si lo ayudaban a construir una ermita en una loma vecina, que les donaría el Santo Crucifijo del Señor de Esquipulas. La gente entusiasmada participó.

Indica Manuel Gil y Sáenz que la ermita medía 15 varas de largo y fue construida de guano y setos y se inauguró el 15 de Enero de 1776, con el título de Nuestro Sr. de Esquipulas.

Con el tiempo, sigue diciendo Gil y Sáenz, se fueron poco a poco sustituyendo las paredes de seto por paredes de ladrillo y el guano con tejas.

Siendo gobernador el general Manuel María Escobar, la mandó derruir para edificar una de mayor tamaño y prestancia, según informó el periódico “El Grijalva” de fecha 12 de febrero de 1855: “el día de ayer [domingo 11 de febrero] se bendijeron los cimientos y la colocación de las primeras piedras que han de servir para levantar las primeras paredes de esta iglesia”, misma que se haría con la colaboración de los vecinos de San Juan Bautista y bajo la dirección del “excelentísimo Sr. Gobernador”.

El gobernante no pudo ver terminada la iglesia; tampoco Victorio Victorino Dueñas, gobernador que, para continuar con su construcción, emitió un decreto en 1857, mediante el cual se imponía una cooperación fluctuante entre un real y dos pesos mensuales durante dos años, a cada habitante varón de la municipalidad de San Juan Bautista de 16 a 60 años de edad, de acuerdo con su posición social y económica. Según Gil y Sáenz, en el año de 1859 “las balas de la artillería la destruyeron, levantándola casi de nuevo el Sr. Sarlat, que entonces gobernaba.”

Alrededor se formó el famoso barrio de Esquipulas.

El Crucifijo fue sustituido por otro grande, que fue roto al retocarlo y el barrio encargó a Campeche uno nuevo que se colocó en la ermita el 10 de Enero de 1842. Para 1850 existían dos Iglesias: La parroquia de San juan Bautista de Esquipulas y la Punta (La Conchita).

LA CATEDRAL DE ESQUIPULAS

El 25 de mayo de 1880, siendo arzobispo de México don Pelagio de Labastida y Dávalos, se creó la diócesis tabasqueña. Nos dice Manuel Gil y Saénz “La iglesia parroquial de Esquipulas en San Juan Bautista fue erigida en catedral con todas las prerrogativas y la facultad de hacer estatutos y constituciones, conforme al derecho eclesiástico y decretos apostólicos, el 12 de febrero de 1882. Tabasco no sólo adquirió su autonomía eclesiástica, sino que además le concedían para el ejercicio del ministerio áreas que hasta entonces habían pertenecido a la diócesis de Chiapas, como los territorios y departamentos de Pichucalco, Palenque, Rosario, Pueblo Nuevo, Amatán, Sacati, Moyos, Sabanilla, Almendro, Yajalón, toda la zona habitada por los lacandones, Palenque en sus confines por Montecristo con el río Usumacinta, y de este lugar hasta la línea divisoria con el departamento de Comitán, así como con la ciudad de Chilón y los pueblos de Bachajón, Pueblo Viejo y El Real. Al doctor José de Jesús Torres y Hernández correspondió el honor de ser ungido primer obispo de Tabasco.”

El 16 de abril de 1884 el Obispo Agustín de Jesús Torres y Hernández colocó la primera piedra de la nueva Catedral de Tabasco, sin embargo no fue posible terminar su construcción, por lo que la Catedral de Esquipulas continuó siendo la Catedral de Tabasco. A la imagen se le hicieron algunas réplicas, a principios del S XX, fungió como párroco David Uribe, en la catedral de Esquipulas quien fue canonizado en el año 2000 por san Juan Pablo II.

Al llegar en 1923 a la gubernatura Tomás Garrido Canabal cuando el país se encontraba inmerso en la guerra cristera, se encargó de buscar hacer huir de Tabasco al obispo Pascual Díaz Barreto, inclusive, en noviembre de ese año intentó intentar incendiar el teatro Merino donde él y algunas damas católicas de la sociedad tabasqueña se encontraban reunidos festejando.

Pascual Díaz decidió contactar directamente a la Secretaría de Gobernación, denunciando los hechos de Villahermosa y solicitando garantías para ejercer su ministerio. El secretario Tejeda contestó al obispo “en exilio” que había solicitado a los jefes Garrido decretó que todas las escuelas particulares fueran clausuradas y ordenó el secuestro de la catedral de Villahermosa. Por decisión de la Secretaría de Gobernación ésta fue retirada provisionalmente del servicio de culto.

La cruz indica el lugar donde se ubicaba la Catedral de Esquipulas
(hoy parque dedicado a José Ma. Morelos y Pavón).
La Catedral de Esquipulas convertida en la Escuela Ferrer Guardia en la época Garridista
La Catedral de Esquipulas convertida en la Escuela Ferrer Guardia
Alumnos de la Escuela Ferrer Guardia

Desde 1926 se iniciaron presiones para que la Catedral de Esquipulas se realizaran actividades culturales; finalmente después de un número elevado de peticiones, Gobernación aceptó que se empleara como recinto de la Liga Central de Resistencia, para luego alojar a la escuela racionalista “Francisco Ferrer Guardia”, a lo cual se opuso en forma airada la Liga de Defensa Social Tabasqueña, animada por Fernando Alipi Oropeza, el acérrimo enemigo de Garrido.

En 1929 el Gobierno Federal da al Ejecutivo Estatal la concesión de todas las iglesias en el estado, usando los edificios para centros educativos y culturales..

En 1928 Garrido convierte la Catedral en escuela racionalista y en 1932 en el teatro obrero.

En 1932 la Catedral se convierte en teatro Obrero, donde se celebraban asambleas desfanatizadoras para atacar a la religión y a la Iglesia.

En el tercer informe de su segundo periodo de gobierno presentado el 16 de septiembre de 1933, Tomás Garrido Canabal manifestó la “reciente” inauguración de la Biblioteca Francisco Ferrer Guardia.

La Catedral de Esquipulas convertida en laBiblioteca Ferrer Guardia en la época Garridista
Demolición de la Catedral de Esquipulas

En ocasión del 9o. aniversario de la Biblioteca “José Martí”, en 1953, el licenciado Miguel Paredes Campos (catedrático del Instituto Juárez) recordó que recién llegado a la ciudad conoció la Biblioteca “Ferrer Guardia” : “[…] encontré bajo las arcadas de un templo la Biblioteca Pública de entonces, y he de haberme amparado bajo la luz dorada de una tarde del trópico, tamizada al través de los altos vitrales, para alguna, lectura iconoclasta y volteriana, que esa era la moda de entonces […]”.

La demolición inició probablemente en mayo de 1934 dirigiendo las obras el albañil Juan Hernández. Se bajaron las campanas con las que se mandó a hacer un busto de Álvaro Obregón. En los escombros de la Catedral se incineraron las imágenes religiosas en un evento en el que participó “lo más selecto de la sociedad tabasqueña”.

En 1934 es destruida la Catedral del Señor de Esquipulas y junto a ella fueron incineradas todas las imágenes religiosas conservadas en el interior incluyendo a santa María de la Victoria la cual por una antigua fotografía se pude apreciar era una pequeña imagen que llevaba en una mano al niño Jesús y en la otra un báculo de peregrina.

Marcelino Arias se encargó de esconder la imagen del Cristo de Esquipulas réplica del original, durante la persecución católica encabezada por Tomas Garrido, y que hoy en día se encuentra en la parroquia San Antonio de Padua, Parrilla.

Hacia 1936 sobre el espacio que ocupó  la Catedral de Esquipulas el gobierno del general Aureo Lino Calles construyó el famoso frontón Venustiano Carranza que se inauguró en septiembre de 1935 donde se practicaba basquetbol y volibol.

Actualmente el lugar donde se encontraba la Catedral de Esquipulas es ocupado por el parque dedicado a don José María Morelos y Pavón sobre la Avenida 27 de Febrero en el Centro de Villahermosa, Tabasco.

Fuentes:

  1. De Giuseppe, Massimo. El Tabasco racionalista frente a lo indígena: Entre laboratorio social y experimentación cultural (1922-1934). Historia Mexicana Vol. 61, No. 2 (242) Oct – Dic 2011 pp. 643-706.
  2. Martínez Assad, Carlos (1996). Breve Historia de Tabasco. Fondo de Cultura Económica. México.
  3. Barba González, Pablo E. (2004) Apuntes para a historia de la Catedral de Tabasco. “Fundación Unidos por nuestra Catedral”. Tabasco, México.
  4. Galván Gaytán, Columba (1996), Historia de las Bibliotecas en Tabasco, Dirección General de Bibliotecas. México.