CONTÁCTANOS
hola@detabascosoy.coom
Sigue nuestras redes sociales
El Muelle
El gobernador Simón Sarlat Nova intentó construir el muelle pero se encontró con dificultades, como que existía un problema desde 1884 debido a que al otorgarle la Secretaría de Fomento, la concesión a los hermanos Bulnes de la franja de terreno en la margen izquierda del río desde el entonces calle de macuilís hasta Reforma.
muerre, barracas, grijalva, barcps, villahermosa, centro
15476
page-template-default,page,page-id-15476,theme-bridge,bridge-core-2.6.3,woocommerce-no-js,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,columns-3,qode-theme-ver-24.8,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.5.0,vc_responsive

MUELLE

Recopilación: Landy P. Aguilar P.

Para 1840, San Juan Bautista no contaba con un muelle, las embarcaciones atracaban en barrancos de acuerdo al libro Villahermosa, nuestra ciudad de 1975 de Humberto Muñoz Ortiz.

El gobernador Simón Sarlat Nova intentó construir el muelle pero se encontró con dificultades, como que existía un problema desde 1884 debido a que al otorgarle la Secretaría de Fomento, la concesión a los hermanos Bulnes de la franja de terreno en la margen izquierda del río desde el entonces calle de macuilís hasta Reforma.

El gobierno del estado celebró el contrato con la Secretaría de Fomento el 12 de diciembre de 1888, y fue aprobado el 22 de mayo de 1890 el contrato fue publicado y circulado el 27 de junio “desde la actual galera que sirve de despacho de las mercancías hasta la esquina de los señores Bulnes Tabares en la margen izquierda del rio Grijalva, dejando libre la vía pública.

En julio de 1894 os señores Manuel Jamet y José García Trueba formaron la sociedad colectiva “Jamet y Trueba” para la construcción y explotación del muelle fiscal. El gobierno del estado les traspasó los derechos

El 27 de febrero  de 1895 se disolvió la sociedad y quedó “José G. Trueba” para construir el muelle. Estaba ubicado frente a la Casa Pizá y Compañía cerca del edificio de almacenaje de bultos de cabotaje en lo que fue la Plaza Pasteur.

La comunicación en San Juan Bautista era por la vía fluvial a través de embarcaciones que surcaban las aguas de los mares transportando viajeros y mercancías. Por mar llegaban al puerto de Frontera los barcos especializados, como eran las canoaos Campechanas que usaban como fuerza de navegación grandes velas o mástiles para ser impulsadas por el viento, estos fueron algunos de los últimos en prestar sus servicios. «El Piza», «El Sova», «La Yaltón». «El Patria», «El Tabasqueño», «El Ruiz Cano».

El muelle era de pequeñas proporciones, con pilotes de fierro hincados e el barranco y tablones de pino embadurnados.

Por los ríos Grijalva y Usumacinta el transporte era en barcos más pequeños como: «Miguel Hidalgo», «Sánchez Mármol», «Tres Hermanos», «Clara Ramos» y «Carmen», de estos algunos parecían palacios flotantes donde se viajaba con toda comodidad.

La Ciudad Capital del Estado crecía cada día con grandes casas comerciales como: La Casa Berreteaga, Pizza, Romano, G. Benito y Manrique Hermanos, entre otros más. Los hoteles y restaurantes so encontraban situados a orillas del río Grijalva donde ahora se localiza la Calle Francisco I. Madero antes avenida Grijalva. También se contaba con almacenes de telas, confecciones y ultra marinos donde se podía adquirir telas finísimas así como todo tipo de comestibles ambos procedentes del extranjero.

El vapor “EL CARMEN” en los años 40’s, salía de Tenosique, pasando por Balancán, Emiliano Zapata, Jonuta, Palizada, Ciudad del Carmen, Frontera teniendo como destino Villahermosa; el recorrido era de siete días.

En época de sequía, en las márgenes del río se formaban grandes playones, que a veces eran utilizados para celebrar partidos de béisbol o por el empresario Don Ernesto Trujillo Gurría, padre del exgobernador Mario Trujillo García, para celebrar “Corridas de Toros”.

El entonces Gobernador Carlos A. Madrazo Becerra en los años 60, proyectó la construcción del malecón para proteger de inundaciones a nuestra ciudad y para que sirviera de embarcadero y muelle a toda clase de vehículos marítimos. Lee haciendo click aquí, esa historia.

Fuentes:

 

  1. Malecón – Revista Séptimo Blogspot por: Jorge A. Godríguez Garduza. 2 oct 2009.
  2. González Pérez, José Manuel (1988). El transporte Urbano en Villahermosa.Villahermosa, Tabasco.

G A L E R Í A