CONTÁCTANOS
hola@detabascosoy.coom
Sigue nuestras redes sociales
Muerte de Cuahutémoc
En su viaje a las Hibueras Hernán Cortés estando en Acalán, Tenosique, pasó un hecho que le ocasionó la muerte a Cuauhtémoc y a los otros señores principales de México.
Malintzint, Malinalli, La Malinche, hernán cortés, conquista, tenosique, tabasco, cuauhtémoc
22423
page-template-default,page,page-id-22423,theme-bridge,bridge-core-2.6.3,woocommerce-no-js,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,columns-3,qode-theme-ver-24.8,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.5.0,vc_responsive

MUERTE DE CUAUHTÉMOC

En su viaje a las Hibueras Hernán Cortés trajo consigo al señor de México y a otros reyes, para evitar que en su ausencia las tierras conquistadas se revelaran y llevándose a los señores dejó la tierra más segura. Pero estando en Acalán pasó un hecho que le ocasionó la muerte a Cuauhtémoc y a los otros señores principales de México en la regiòn maya de Acalán del pueblo de Izancanac (hoy Canitzàn) del municipio de Tenosique, Tabasco.

Mucho se ha especulado de cuál fue la verdadera causa que indujo a Cortés a condenar a muerte a Cuauhtémoc y a los otros señores, cuenta por ejemplo el mismo Hernán Cortés que estando ellos en Acalán o Itzamkanac se le acercó un hombre llamado Mexicalcingo que después de bautizado se llamó Cristóbal, éste le entregó un paño pintado que contenía unas figuras con el nombre de los señores de México, Tacuba, Texcoco y Tlatelolco. Para justificar su asesinato, cortés dijo que había sido informado por este Cristóbal de la traición que contra él estaba urdiendo el emperador Azteca.

Fray Bernardino de Sahagún, dice que después que Cortés dentro del territorio de la provincia de Acalán en un pueblo llamado Teotilac, donde descansaban, cuenta Sahagún que los reyes de México se pusieron a platicar y a recordar los buenos tiempos de sus pueblos hasta antes de la Conquista, y que esto molestó a Cortés quien hizo llamar a Coxtemi, al cual llamó después Cristóbal y este le informó lo que platicaban los reyes, apoyándose en falsedades Cortés, un martes del año de 1525, tres horas antes del día fue llamando a los reyes y señores por su orden, sin que uno supiese del otro, para evitar un motín y los ahorcó; primero al rey Cuauhtémoc y luego a Tlatlepanquetzin y a los demás.

Bernal Díaz cuenta que que cuando el señor de México Guatemuz estuvo ante Cortés y le comentó lo que le habían dicho que ellos pretendían asesinarlos, este rey no lo negó. Y sin haber más probanzas Cortés mando a ahorcar a Guatemuz y al señor de Tacuba su primo. Y antes que los ahorcasen, los frailes franciscanos les fueron esforzando y encomendando a Dios con la lengua de doña Marina. Y cuando iban a ahorcarlo Cuauhtémoc se dirigió a Cortés de la siguiente forma. “ ¡Oh, malinche: días había que yo tenía entendido que esta muerte me habías de dar y había conocido tus falsas palabras, porque me matas sin justicia Dios te lo demande, pues yo no me lo di cuando te me entregaba en mi ciudad de México. El señor de Tacuba dijo que daba por bien empleada su muerte por morir junto a su señor Guatemuz… “

Antonio de Santamaría dice que yendo Cortés con su ejército hacia las Hubieras, acamparon en un lugar llamado Acalán, donde Cuauhtémoc fue homenajeado por los nativos de ahí, quienes le hicieron una fiesta y le llevaron oro. Y según este mismo autor Cuauhtémoc habló con la gente de ese pueblo y “les dijo que posiblemente, él fuese conducido a Castilla a homenajear al rey y que por tanto les recomendaba que amaran a su tierra y cuidaran de los ancianos y niños”. Esto asustó mucho a Cortés quien mandó que se suspendiese la fiesta y posteriormente se enteró por Paxbolón que Cuauhtémoc trataba de sublevarse con su gente y matarlo, éste lo mando a aprehender de inmediato junto con sus caudillos y lo interrogó a través doña Marina. Y el día 28 de febrero de 1525, Cuauhtémoc fue asesinado en la plaza de Taxahá donde antes de ser ahorcado le reclamó a Cortés su mala acción y como a la 1 a.m. fueron colgados de una ceiba totémica maya ante los ojos llorosos de los indígenas y la inconformidad de Bernal Díaz del Castillo. Cuauhtémoc según este mismo autor contaba entonces con 25 años de edad.

En una cita que Eduardo López Gallo tomó del historiador Jorge Gurría Lacroix éste da una versión acerca de la ejecución de Cuauhtémoc. “La ejecución de Cuauhtémoc y demás señores se llevó a cabo en la provincia de Acalán y Hueymollan ubicada al sur de la laguna de Términos; unos dicen que en su capital Izamcanac cuya localización corresponde casi sin duda a la actual zona arqueológica del Tigre en la margen izquierda del río de la Candelaria, el que desemboca en la laguna de Términos… “

Salvador Tos cano al referirse a la muerte de Cuauhtémoc, dice que esta fue allá en Acalan, en donde se da la confluencia de ríos que desembocan en la laguna de Términos. Agrega que ni siquiera el lugar ha quedado definitivamente esclarecido, pero modernas investigaciones sitúan a Itzamkanac como un lugar ubicado muy cerca de Tuxkahá o Teotilac en la cuenca del río de Candelaria, unas seis jornadas de su desembocadura.”

Según el texto Chontal de Paxbolón – Maldonado, dice éste que Cuauhtémoc habló con el rey Paxbolonacha proponiéndole que se unieran para matar a los españoles.

Paxbolonacha le contestó que lo iba a pensar. Paxbolonacha lo traicionó y fue ante Cortés para informarle lo que Cuauhtémoc tenía pensado hacer. Acto seguido fue prendido y encadenado. Por tres días estuvo en cadenas. Él fue bautizado, pero no se sabe cuál es su nombre de pila (o bien), fue nombrado don Juan o fue nombrado don Hernando. Cuando hubo recibido su nombre se le cortó la cabeza que fue colgada de una ceiba ante la casa del ídolo en Yaxdzan. Y después de la muerte de Cuauhtémoc fue cuando Cortés y Paxbolonacha se dirigieron a Itzamkanac según esta fuente y no antes.

Todo esto nos viene a demostrar que existe una confusión entre los mismos autores, ya que no se ponen de acuerdo acerca de cuál fue realmente el sitio donde mataron al joven abuelo o fue en Teotilac o en la ciudad de Itzamkanac.

Bernal Díaz del Castillo dice que tal vez más tarde comprendió Hernán Cortés que había actuado mal y que había matado a unos inocentes, pues parecía que a éste le remordía la conciencia. Condenó la actitud de Hernán Cortés en la persona de Cuauhtémoc.

Sylvanus G. Morley nos da su opinión acerca de la muerte de Cuauhtémoc, indica que Cortés arrestó a los dos jefes y los ahorcó sin demora. Sin embargo, Pablo Paxboion en su versión dice que los dos señores fueron decapitados.

Un manuscrito jeroglífico azteca, que data de mediados del S. XVI, parece indicar (que dicha versión es exacta). Este manuscrito presenta el cadáver decapi­tado de Cuauhtémoc colgado de los pies. Arriba aparece el cuerpo del jefe azteca envuelto en vendajes, que es el jeroglífi­co azteca de la muerte; además el jeroglífico del nombre del monarca, un águila está adherida a su cabeza, y abajo aparece su cadáver decapitado pendiente de un árbol por ambos pies.

El incansable viajero Desiré Charnay que atravesó en su segundo viaje el río Usumacinta, estando en la región entre Tenosique y el Candelaria él recordó la muerte de Cuauhtémoc y nos dice lo siguiente.

 

Fuentes:

 

    1. Paz Nezo, Magnolia. Tenosique Prehispánico y Colonial. 1987. Gobierno de Tabasco. Tabasco, México.